Blog || Contenerme en mi mirada.

Contenerme en mi mirada.

Julio 2020

Yo que me creía muy sociable un día reconocí que el convivio social me causaba ansiedad. Con algunos meses de autoobservación y reflexión post - convivencia reconocí que estar con varias personas durante varias horas podía hacerme sentir muy vulnerable. Con frecuencia perdía el autocontrol rompiendo límites que me hacían sentir protegida en sociedad: compartía temas personales, actuaba con espontaneidad, era cariñosa.

Al día siguiente me inundaban el temor a ser traicionada, criticada, y desamparada. Después de una convivencia intensa necesitaba separarme hasta recuperar la estabilidad perdida por la angustia que se disparaba.

Me tardé muchos años en comprender que lo que me pasaba era que si alguien, sin importar quien, me mostraba aceptación y cariño me sentía contenida pero si alguien, sin importar quién me rechazaba, ignoraba o traicionaba me sentía desbordada. Y me asusté cuando reconocí el riesgo que corría mi salud emocional si seguía depositando afuera, indiscriminadamente, la contención que yo necesitaba para vivir en equilibrio. Abrí los ojos al porqué buscaba con perseverancia ser querida y evitaba con ahínco ser criticada. La mirada externa de aceptación me contenía y la de rechazo me desbordaba.


Hoy:


- Acepto con humildad que no tendré nunca el control de todo lo que los demás piensen de mí, hagan hacia mí, digan de mí o sientan por mí.
- Abrazo mi realidad reconociendo que si puedo y que no puedo. - Acepto con aplomo las desilusiones vividas en algunas relaciones personales.
- Libero la energía que me consumía la búsqueda de aceptación y el resentimiento.
- Disfruto del convivir compartiendo confianza, espontaneidad y cariño con quienes elijo estar.
- Me contengo, protejo y respeto a mí misma cuando convivo con quienes cuya mirada me resulta amenazante.

Después de muchos años buscando controlar lo que los demás sintieran, pensaran o dijeran de mí hoy sé que la que necesitaba moverse de lugar era yo.

Yo soy la que necesito poder estar en paz conmigo mientras estoy con los demás, definir mi identidad por dentro para no desbordarme con lo que los otros hacen o dicen afuera. Yo hoy, puedo contenerme en cualquier lugar, con cualquier persona, y ante cualquier circunstancia porque dentro de mí hay un ser excelente que me acompaña y fuera de mí una manada que elegí porque sus miradas resuenan con la mía.



Mariana García Quintana © Copyright. Todos los Derechos Reservados. | Julio 2020.



Mariana García Quintana | Blog

By Mariana García Quintana

Madre, esposa y psicóloga clínica por la Universidad Iberoamericana, con una maestría en Psicoterapia Gestalt, estudios en Psicoterapia de Arte, Mind Body Medicine, Psicología Profunda, Coaching y Teología.

Regresar