Blog || Aprendí que puedo descansar.

Aprendí que puedo descansar.

Octubre 2020

Durante muchos años estuve siempre ocupada, necesitaba “hacer” para tener tranquilidad. Sentirme productiva mantenía a raya la opresión en el pecho que me acompañaba. Veía el descanso con ambivalencia, por un lado anhelaba dejarme caer en mi cama, sillón o hamaca, por el otro temía que al hacerlo sucediera algo malo. Si disfrutaba del descanso “bajaba la guardia” y eso era algo que no podía permitirme porque aparentemente todo lo que sucedía en mi vida dependía de mí.

Como en otras ocasiones, la escuela que es la vida me mostró que necesitaba detener el paso. Mi cuerpo drenado tenía síntomas, mi mente aturdida olvidaba asuntos esenciales y algunas de mis relaciones más apreciadas se deterioraban. A partir de una crisis física, emocional y social descubrí que necesitaba aprender a descansar, lo que me condujo al atrevido territorio de la Fe.

Para empezar tuve que practicar la valentía porque para descansar hay que atreverse a soltar el control. Y para soltar el control es necesario confiar en lo desconocido, algo que desde el inicio me hizo click con la famosa palabra Fe. Aunque conocía su significado descubrí que no la sentía porque no confiaba en nada ni nadie fuera de mí.

En mi búsqueda encontré que la Fe es cuestión de dos, que si yo pongo atención e intención en cultivarla, alguien a quien no puedo ver ni tocar me envía señales a través de sensaciones y síntomas en mi cuerpo, de emociones, fantasías, deseos, sueños e ideas en mi mente y de coincidencias en mi vida. Estas señales tienen la finalidad de que yo confíe en que existe un orden mayor que no solo depende de mí. Y digo “no solo” porque hoy sé que no es trabajo de uno sino de ambos. La Fe que hoy siento es responsable, no pido que se haga todo por y para mí, soy consciente de que trabajamos en conjunto. Y gran parte de mi trabajo es aprender a “bajar la guardia”, soltar confiando en que si puedo descansar.



Mariana García Quintana © Copyright. Todos los Derechos Reservados. | Octubre 2020.



Mariana García Quintana | Blog

By Mariana García Quintana

Madre, esposa y psicóloga clínica por la Universidad Iberoamericana, con una maestría en Psicoterapia Gestalt, estudios en Psicoterapia de Arte, Mind Body Medicine, Psicología Profunda, Coaching y Teología.

Regresar