Blog: El Tejido de Mariana || La vida es como un velero sin destino final.

La vida es como un velero sin destino final.

Enero 2019

Hace muchos años se escribieron autobiografías sobre las vidas de santos, seres ejemplares o reyes. El propósito, en aquel entonces, era transmitir cómo era una vida sin pecado, sin defectos morales o con mucho poder a la que todos debían aspirar. En los últimos años, las biografías se centran en las vidas de santos, ejecutivos, reyes, artistas, políticos, criminales, etc. La diferencia con respecto a las de antes es que ya no se muestran vidas de seres humanos perfectos, sin crisis ni tentaciones. Lo que ahora se narra son las vidas de personas que tienen luchas internas, momentos gloriosos, momentos de dudas, fracasos, éxitos, momentos tristes y momentos alegres. Muchas historias cuentan cómo los personajes atraviesan las diferentes etapas de la vida con conflictos internos y externos que los llevan a convertirse en personas cuyas vidas pueden aportar aprendizaje y reflexión a la humanidad. Para mí esto coincide con la visión del ser humano que debemos tener en el siglo XXI.

No podemos aspirar a ser perfectos, llenos de puras virtudes, sin sentir tentaciones, dudas o pasar por crisis. Cuando pregunto: ¿Qué quieres en la vida? Escucho respuestas como "ser feliz”, “tener salud”, “lograr la posición X en una empresa”, ”no tener preocupaciones”, etc.

Todas estas respuestas surgen a partir del ideal en el que en algún punto de la vida los problemas se acaben y todo sea alegría. Sin embargo yo me pregunto: ¿será realista ese ideal?, ¿esa será la finalidad de la vida?". Es curioso, pero he conocido a personas exitosas de 60, 70 y más años que, a pesar de tener una vida aparentemente muy estable dicen no haber logrado alcanzar la meta de ser 100% felices. Las personas más jóvenes a su alrededor se frustran porque lo ven todavía quejándose de algunas cosas o insatisfechos, con momentos de alegría pero con momentos de tristeza o mal humor. Tal vez lo que no entendemos es que la vida se trata de atravesar a través de todos esos momentos. Necesitamos olvidarnos de la idea de que el objetivo es trabajar X para alcanzar la meta de “ser felices”. Es muy probable que a pesar de que hayamos logrado las metas propuestas siempre sigan existiendo tentaciones, dudas, crisis, deseos insatisfechos a la par que alegrías, éxitos, certezas y satisfacciones. La realidad es que toda la vida pasaremos por altibajos y la felicidad se encuentre escondida en cada uno de ellos.

Hoy te invito a que dejes de trabajar para llegar tener una vida perfecta, virtuosa, exitosa, poderosa etc. Te enfoques en construir fortaleza interna para quererte cada momento. Tengas fe de que de toda etapa contiene un aprendizaje. Imagina que vivir es como navegar con un velero en el mar. Tu trabajo es saber cómo manejarlo en tormenta y calma, disfrutando cada recorrido sin obsesionarte en tener un destino final.



Mariana García Quintana © Copyright. Todos los Derechos Reservados. Enero 2019



Mariana García Quintana | Blog

By Mariana García Quintana

Madre, esposa y psicóloga clínica por la Universidad Iberoamericana, con una maestría en Psicoterapia Gestalt, estudios en Psicoterapia de Arte, Mind Body Medicine, Psicología Profunda, Coaching y Teología.

Regresar